Main content start




Un día soleado en el que se camina lentamente, admirando el juego de luces y sombras que se esparcen por los callejones de piedra. Los paseos sin destino siempre nos permiten descubrir lugares inesperados y llenos de belleza. Todo se tiñe en conjunto con luces y matices por degustar. Se vuelve a descubrir el placer de perderse mientras se conversa sin prisas, de intercambiar palabras sinceras mutuamente.

El olor inconfundible de los libros antiguos nos hace recordar historias lejanas, narraciones para compartir y reescribir juntos. También el recuerdo de ese color tan intenso y único de las creaciones de madera que inundaban toda la habitación. Momentos detenidos en el tiempo que guardamos dentro de nosotros como tesoros preciosos.

“Estábamos juntos. El resto del mundo se me olvidó”. _W. Whitman

Un agradecimiento especial al municipio de Bevagna por recibirnos y por permitirnos inmortalizar la belleza de este hermoso pueblo de Umbría.
Cerrar

Quisiera suscribirme a la newsletter de Brunello Cucinelli